Autorretrato sin mí

20 julio 2020

Lecturas que acarician el alma.


Seres humanos cuya mirada me limpia. Se caracterizan por desprender un olor afectuoso. El afecto les contiene una nitidez especial que los precede y los sigue. Dicha nitidez aclara también su nombre, sus palabras y me acompaña cuando ellos ya no están.
.
Son lo contrario de la roca dura. Son el envés del espino. Son lo opuesto del metal cortante.
Me complace pensar en ellos como esponjas con forma humana donde uno es acogido y envuelto blandamente.
.
Llega de pronto uno. Abarco su volumen cordial entre los brazos. Me incluye entre los suyos. Pecho con pecho, en su aceptación, en la cercanía que me concede, borro mis nubes interiores. De paso le impongo un amanecer a mis noches diurnas, mientras disuelvo gustosamente en la alegría mis pequeñas y defectuosas fraternales.
.
Apenas entablamos conversación, el lenguaje se arranca a retozar en torno nuestro. Partimos como si fuera pan, en dos la luz del día. Yo le invito a un pájaro. Él me invita al temblor de una rama. Le pregunto por el mar, al que va para largo que no veo. Me pide que transmita recuerdos a la nieve, de quien se acuerda con nostalgia.
.
Luego de habernos despedido, me doy la vuelta para verlo marchar. Comprendo entonces que la mitad de mí se va con él, que la mitad de él está conmigo....
.
📖  Fernando Aramburu.
~ Autorretrato sin mí ~.
.
Read More

Comer saludable

Desde siempre he tratado de cuidar mi alimentación, con los años aún reviso y programo con coherencia lo que quiero comer. ...